En su origen esta página nace con el objetivo de cumplimentar una de las tareas que se nos han encomendado en el IV CURSO DE ESPECIALIZACIÓN EN XESTIÓN DE RECURSOS HUMANOS E CIENCIAS DO TRABALLO, realizado en la Universidad de Santiago de Compostela en el curso 2007-2008; una vez cumplido el objetivo primigenio intentaremos continuar con la labor y mejorar en lo posible los contenidos de la misma. Para una mejor visualización de los contenidos de la misma se aconseja acceder a la misma a traves de Mozilla Firefox.BIENVENIDOS!!!

Actualización diaria de frases que nos harán reflexionar

La frase del día

miércoles, 26 de marzo de 2008

FUENTES DE LA RELACIÓN LABORAL (ART. 3 E.T.)

A la hora de establecer los derechos y obligaciones que rigen una relación laboral encontramos su regulación en:

  • las disposicones legales y reglamentarias del Estado.
  • los Convenios Colectivos.
  • los Contratos de trabajo, a través de la voluntad de las partes; en ningún caso se podrán establecer en dichos contratos condiciones menos favorables o contrarias a las disposiciones legales y convenios colectivos anteriormente citados o que supongan un perjuicio para el trabajador.
  • los Usos y Costumbres locales y profesionales.

En el momento de aplicar las disposiciones legales y reglamentarias se hará con sujección estricta al principio de jerarquía normativa que implica la existencia de una diversidad de normas entre las que existe una jerarquización, de conformidad con la cual, una norma situada en un rango inferior no puede oponerse a otra de rango superior, de tal modo que las disposiciones reglamentarias que desarrollen los preceptos que indican las normas de rango superior no pueden establecer condiciones de trabajo distintas a las establecidas por las leyes a desarrollar.

En caso de que existan conflictos entre los preceptos de 2 o más normas laborales ya sean estatales o pactadas (convenios), se resolverán mediante la aplicación de lo más favorable para el trabajador apreciado en su conjunto, y en cómputo anual, respecto de los conceptos cuantificables.

Los usos y costumbres sólo se aplicarán en defecto de disposiciones legales, convencionales o contractuales, a no ser que cuenten con una recepción o remisión expresa, esto es, que alguna disposición legal o convenio nos remita a dichos usos y costumbres locales y profesionales.

Los trabajadores no podrán disponer válidamente, antes o después de su adquisición, de los derechos que tengan reconocidos por disposiciones legales de derecho necesario. Tampoco podrán disponer validamente de los derechos reconocidos como indisponibles por convenio colectivo.

Imprimir

No hay comentarios: